TORRES DE SERRANO

Las Torres de Serranos era una de las 12 puertas que custodiaban la muralla de Valencia, construida en siglo XIV. Hoy apenas se conserva un pequeño pedazo del lienzo que rodeó la ciudad hasta su demolición en 1865, y dos de sus puertas, las Torres de Quart y las Torres de Serranos. Su nombre le viene dado, tanto a la puerta como al puente, por su situación en el camino natural que llegaba a la ciudad por el norte desde la serranía. Así la gente acabó llamándolos Puerta y Puente de Serranos.


Las torres de Serranos era considerado el acceso principal de la ciudad. Con sus dos esbeltas torres, representaba en época medieval el poderío y la importancia de la ciudad de Valencia, “cap y casal del Reino”. Y es que desde los orígenes de la ciudad, éste ha sido el principal acceso por el norte.
En época de la Valansiya musulmana, había en este lugar una puerta que la gente llamó Bab al Qántara, s. XI (la puerta del puente).


Con una altura de 33 metros, su planta la forman dos torres simétricas rematadas por almenas. La enorme puerta con forma de arco apuntado se encuentra en el cuerpo central que une ambas torres. Los muros son de construcción muy sólida, ya que la principal función de las Torres de Serranos era servir de fortaleza defensiva, aunque también se utilizaba para recibir con honores a reyes o embajadores y conmemorar importantes ceremonias.

Su historia esta llena de curiosidades. ¿Sabias que En plena Guerra Civil, en el año 1936, las Torres de Serranos sirvieron como lugar de depósito para albergar las obras procedentes del Museo del Prado de Madrid?
Ven a nuestras visitas guiadas los fines de semana y descubrirás otras historias sobre este edificio.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Ponte en contacto con nosotros para cualquier consulta o sugerencia.

    Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

    ¿Olvidó sus datos?