fbpx

LA RUTA DE LA VIRGEN

Hablar sobre una ruta de la Virgen en Valencia es hablar de un símbolo para todos los valencianos, la Virgen de los Desamparados, proclamada fue Patrona Principal de toda la región de Valencia en 1961 por el Papa Juan XXIII, lo que es decir hoy que es Patrona de la Comunidad Valencia.

Hacer una ruta o un paseo, con esta temática crea de forma inicial algo de escepticismo, es harta conocida la figura de la Virgen y su Basílica constituye un lugar de peregrinación para todos los valencianos, sean o no practicantes de la religión, es respetada por todos y venerada
muchísimos, siempre visitada por todos los reyes y reinas, autoridades locales, nacionales e internacionales, desde los comienzos hasta su definitivo traslado a su nueva “casa”, en el año 1667 cuando se finaliza la capilla, cuyo maestro de obras fue por Diego Martinez Ponce de Urrana, en un antiguo solar perteneciente al arcediano de la Catedral de Valencia.

Mas tarde, en 1701 Antonio Palomino pintara la cúpula barroca en la que representa de forma majestuosa, una miríada de santos, mártires, vírgenes, ángeles, arcángeles, entorno a la Virgen intercesora de todos los hombres antes la Santísima Trinidad. Hasta aquí, no hay casi nada que todo Valenciano interesando un poco por la historia de su ciudad no sepa, pero lo que muchos desconocen, es que la Virgen no siempre estuvo en su camarín, no siempre estuvo de pie y no siempre fue la patrona de todos los valencianos, por eso la “Ruta de la Virgen”, tiene como objetivo descubrir su origen, para esto iniciaremos esta ruta en su lugar de origen, en los márgenes de la ciudad.

Comenzaremos en las inmediaciones del antiguo portal de Torrent, junto a la Ermita de Santa Lucia, remontarnos hacia la Valencia amurallada, hablaremos del Padre Jofre y de cómo surge la idea de la construcción de un “hospedale”, un espació especifico, (hoy lo denominaríamos un Hospital) para cuidar a los “folls y orats”, lo que hoy denominaríamos en un lenguaje más apropiado, hospital Psiquiátrico, el primero en Europa como tal en 1409, por parte de este fraile mercedario. La necesidad de dotar a este hospital de una mayor asistencia moral y material dará lugar al origen de la Cofradía de Santa Maria de los Santos Inocentes.

Esta cofradía no tenía ninguna imagen de su “patrona” por lo tanto solicitan al rey Alfonso III de Valencia, el Magnanimo, el permiso para esculpir una imagen, petición concedida mediante privilegio en 1416, imagen que se guardaría en el lugar de reunión de esta cofradía denominado “Capitulet”, dicha imagen será “la imagen de la Virgen Maria que ira sobre los cuerpos de los difuntos con una flor de lirio en sus manos y una cruz en la otra”, así fue pensada y construida. La falta de un conocimiento sobre su autor, ya que se trata de una obra anónima, dio lugar a la leyenda popular sobre “los peregrinos” que resultaron ser Angeles que esculpen la figura de la Virgen, a cuyos pies se sitúan los niños muertos por el rey Herodes por causa del Señor, primeros mártires inocentes de la cristiandad. Este lugar transformado en capilla, con decoración barroca, se puede visitar, desde su restauración en 2013, previa cita concertada.

Esta imagen se situará sobre el cuerpo de todos los difuntos acogidos en el hospital de los inocentes, folls i orats, los ajusticiados y mujeres de la antigua mancebía. Poco a poco ira ampliando su “brazo” protector y también acompañara a todos los náufragos cuyos cuerpos aparecían sin que nadie los reclamara en la orilla del mar, siendo por tanto la Virgen
protectora de todos aquellos desamparados, compañándolos y protegiendo a sus almas hasta darles santa sepultura en el cementerio del Carraixet.


Esta imagen fue venerada en las casas de los clavarios durante unos 150 años y presidió ocasionalmente El Capitulet, así como sus procesiones y rogativas. Este fervor cada vez más popular y en alza lleva al rey Fernando el Católico en 1493 a que la intitule como Nuestra Santa Maria de los Inocentes Mártires y Desamparados y en 1631 la imagen deja de ser
yacente tras el Sínodo Valentino de ese año, al dejar de ir tumba su cabeza se inclina hacia adelante y recibirá el cariñoso nombre de la cheperudeta. Su traslado definitivo en 1667 a la capilla hoy Basílica, construida a instancia de la Real Archicofradía y la aportación del pueblo valenciano, nos llevará a visitar la Basílica y su Camarín, en donde la imagen de la Virgen resplandece después de la restauración integral de todo el Camarín y su imagen.

Desde aquí, visitaremos el Museo Mariano, MUMA, sede de la Archicofradía, escolanía de la Virgen y las vestidoras de la Virgen, en el museo se encuentra la imagen realizada por Carmelo Vicent de la Virgen que acoge el besamanos en el mes de mayo, así como una gran variedad de objetos artísticos-religiosos en torno al tema mariano.

Una larguísima historia que contaremos a lo largo de ese paseo desde sus orígenes a su máximo encumbramiento de un icono cultura religioso durante más de 6 siglos de historia de la ciudad.


Catalina Benito Mulet
Guia Oficial de la Comunidad Valenciana

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Ponte en contacto con nosotros para cualquier consulta o sugerencia.